Ya que las alergias pueden desarrollar el asma, no es sor­prendente que los lactantes expuestos aun a escasas can­tidades de ácaros del polvo durante la lactancia tengan menos probabilidades de desarrollar asma alérgica. En­tonces, el control agresivo de los ácaros debe reducir la ocurrencia de asma así como de alergia de las vías respi­ratorias superiores.

METODOS DE PREVENCION DEL ASMA

Del mismo modo, la exposición a mascotas durante la lactancia puede aumentar el riesgo de desarrollar asma. También, el tabaquismo materno durante el embarazo está asociado con un aumento de sibilancias durante la lactancia en niños de fumadores. Es preciso tener en cuenta que incluso la exposición a tabaquismo pasivo ha demostrado aumentar el asma y otras enfermedades res­piratorias crónicas durante la niñez. Por eso, es muy im­portante que los niños no sean expuestos al tabaquismo de segunda mano, tanto durante el período prenatal como en la niñez.

Por último, es sabido que la infección respiratoria es un desencadenante común de asma y también es posible que inicie las manifestaciones de esta clase de alergia. Por lo tanto, todas las medidas que reduzcan la frecuen­cia de infecciones respiratorias en la lactancia -alimentar al bebé con leche materna y evitar las guarderías para niños muy pequeños- pueden realizar útiles para lograr una acertada prevención.

Mas noticias sobre : Respiratorias
Comentarios : (0)